La sociedad civil pide al Lehendakari que defienda el autogobierno vasco en comercio

Coincidiendo con la aprobación de la Resolución de Gobierno vasco por la que se hace pública la declaración en Bilbao de zonas de gran afluencia turística, Bizkaidendak -junto con los principales sindicatos, organizaciones de consumidores y otros colectivos de comerciantes- dirigieron ayer una solicitud al Lehendakari para que se oponga a la aplicación en Euskadi de las denominadas «zonas de gran afluencia turística» El origen de esta propuesta, según la nota dirigida al Lehendakari, es la incorrecta obligación derivada de las previsiones de «zonas de gran afluencia turística» (ZGAT en adelante) previstas en Real Decreto-Ley 20/2012 (de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad) y del Real Decreto-Ley 8/2014 (de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia).

Según la nota dirigida al Lehendakari, «se trata de una clara invasión de las competencias en comercio de Gobierno vasco» con consecuencias en materia de género, «al afectar a un sector que ocupa preferentemente mujeres (63% de la ocupación) y a las que se les modificará su jornada laboral». Denuncian además los firmantes que se trata de una medida que entre los gobiernos de Madrid y Vitoria, de no corregirse, pretende convertir el «comercio interior en comercio turístico, por cuanto supondría una intervención legislativa para el trasvase de gasto del público de nuestra área de influencia» ya que 2 de cada 3 € que se pudieran obtener obedecen a pérdida de consumo interno en las comarcas, redundando en la «destrucción de 2.261 comercios y pérdida de 3.886 empleos fuera de áreas centrales de capitales» y la «pérdida en cobros de impuestos que provocará el cierre de pequeños y aumento de ganancias de grandes empresas con sede social fuera (pérdida de recaudaciones de IVA, impuesto de sociedades, etc.)».

Analizadas estas circunstancias, solicitan al Lehendakari que «con carácter de urgencia y en defensa del autogobierno de Euskadi y de las competencias propias en materia de comercio, ordene recurrir en el Tribunal Constitucional las previsiones sobre comercio y turismo recogidas en el Real Decreto-Ley 20/2012 (de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad) y del Real Decreto-Ley 8/2014 (de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia)».

Gobierno vasco y central se comen juntos la tostada del comercio urbano

Esta petición se basa en el hecho de que, curiosamente, el Gobierno vasco ha recurrido en el Tribunal Constitucional todas las medidas liberalizadoras en comercio promovidas en el Real Decreto-Ley 20/2012, salvo las referidas a las zonas de gran afluencia turística.

Por tal razón, los comerciantes se sorprenden que la consejera anuncie no sólo no recurrir esa medida sino que se auto engaña afirmando que su postura es lo más restrictiva posible previendo tantos espacios liberalizados durante dos meses. Si, como afirmó en agosto la consejera, se quisiera hacer uso de «todas las herramientas» contra la liberalización de horarios comerciales, los comerciantes ya le aportaron una medida a la que ha hecho caso omiso: restringir esta medida al nº 2 de Abandoibarra (Guggenheim) y durante 1 día.