logo euskaldeandak

Valora proactividad de la consejera de Comercio y la Diputación de Bizkaia

EUSKALDENDAK, entidad con representación unitaria mayoritaria del comercio en Euskadi, valora de forma muy positiva las recientes medidas anunciadas por la Diputación Foral de Bizkaia así como la interrelación que se está dando con esta pandemia con el Departamento de Comercio de Gobierno vasco, fruto en ambos casos de una dinámica de trabajo fluida previa en los últimos meses.

 

Según informa la Confederación vasca de comercio, la propuesta del Plan Bizkaia Aurrera! de la Diputación Foral de Bizkaia ha contado con una intervención activa de BIZKAIDENDAK y EUSKALDENDAK con propuestas variadas a sus departamentos de Empleo y Promoción Económica, que han tenido respaldo en una estrategia que creen servirá para evitar muchos cierres.

 

EUSKALDENDAK entiende que su obligación es ponerse a disposición de todas las administraciones  y así también ha remitido varias propuestas a la Delegación del Gobierno, con respuesta inmediata, fruto de las cuales por ejemplo hemos podido verificar el carácter opcional del plan de desescalada además del carácter continuado de las prestaciones de autónomos en mayo.

 

Con esa visión de colaboración recíproca, EUSKALDENDAK mantiene una relación permanente y fluida con la consejera de Turismo y Comercio Sonia Pérez, con más de 10 reuniones con la propia consejera y decenas de contactos con su equipo en esta pandemia. Es obvio que el Departamento de Comercio no ha abandonado al sector, aunque podamos discrepar sobre los programas, su cuantía y redacción o de los propios tiempos. Entendemos la dificultad del Departamento en resolver los enormes problemas del sector con tan bajo presupuesto, siendo el Consejo de Gobierno el único culpable de esta escasez de presupuesto para el comercio, extremo que hace que continuemos reclamando  más “ayudas directas al sector”, al comercio y sus asociaciones, además de urgir “seguridad y estímulos co-participados”, en los que como principal interlocutor creemos que tenemos un rol técnico claro para su contraste previo a la implantación.

 

En esos mismos foros, EUSKALDENDAK ha expresado que proyectos como la Escuela Vasca de Retail no son de urgente ejecución actual sin renunciar a su implantación futura ordenada, en términos de coherencia para itinerarios personalizados para un sector que esperamos sostener pasados estos meses.

 

Igualmente hemos expresado que la desescalada no es clara y así se lo hemos transmitido al Delegado del Gobierno. Nuestra obligación como interlocutor serio es trasladar la misma información a todas las administraciones y reclamamos la misma coherencia a todos los interlocutores privados para que no confundan ni al sector ni a la administración, con mensajes diferentes sobre la desescalada en función de si están en Madrid o en Bilbao.

 

Nada ha cambiado con la rueda de prensa del Presidente Sanchez: siguen siendo necesarias “ayudas directas al sector” y estímulos a la venta simultáneos y protocolos de seguridad que hoy no existen y generan incertidumbre.

 

Dejadez del Consejo de Gobierno vasco y Diputación Permanente del Parlamento

 

Reconociendo el esfuerzo ya concretado de la consejera de Turismo y Comercio, la Diputación Foral de Bizkaia y, en parte, por la Administración General del Estado; sí entendemos necesario que el Consejo Gobierno Vasco aumente y concrete de forma urgente las medidas de apoyo sectoriales.

 

En ese punto nos consta las dificultades con las que cuenta el Departamento de Comercio en sus competencias, por lo que consideramos que son el Lehendakari, su Consejo de Gobierno y la Diputación Permanente del Parlamento quienes no se toman en serio la crisis en la que estamos y la necesidad de actuar con celeridad y proveer de fondos importantes al comercio, hostelería y turismo, so pena de una catástrofe de cierres y paro.

 

Sí sentimos abandono, en su sentido literal, por parte de Departamento de Empleo y Lanbide, que cuentan desde el 7 de abril con documentación motivada para que los autónomos no se avoquen a quedarse sin rentas con el fin del estado de alarma. Reclamamos pues una respuesta del Departamento de Empleo y Lanbide que tiene que ir más allá de las dos modificaciones testimoniales de erratas en las convocatorias de ayudas extraordinarias de Lanbide, en vez de modificar el gran error que supone que los autónomos cerrados no tendrán acceso a ayuda alguna cuando finalice la pandemia, mientras se arruinen.

 

Ruina que se deriva de un escenario de apertura en pleno estado de alarma, en una situación de movilidad reducida y de auténtico estrés social que según todas las informaciones y estudios que hemos recibido, se demuestra que las ventas del comercio van verse extremadamente reducidas respecto a la situación anterior a la pandemia. Todos los antecedentes hacen que o bien se prolongan todas las ayudas existentes hasta el fin de la situación de alarma e incluso más y se incentiva el consumo con, por ejemplo, potentes partidas de bonos, o esta crisis se lleva por delante muchísimos comercios urbanos, autónomos y trabajadores.